Soy Marcos. Nací en A Coruña en 1974. Hijo de Abel y Alfonsa (afectada de ataxia espinocerebelosa SCA3 o enfermedad de Machado Joseph) y el tercero de cuatro hermanos. Ya desde pequeño me gustaba mucho la bicicleta. Llevo desde el año 1992 luchando por la bicicleta como medio de transporte y ocio, primero desde La Coruña en Bici y luego desde Amics de la Bici en Barcelona, donde vivo actualmente; organizando biciexcursiones, asistiendo a congresos, asambleas y encuentros cicloturistas. Me convertí en un activista por la bicicleta, y debido a mi formación en diseño gráfico y comunicación desarrollo mi labor como comunicador social. Y también gracias a la bici conocí a mi mujer, Gema, con quien comparto la afición por viajar en bici y también un hijo de 6 años, Eloi, a quien enseñamos buenos hábitos de movilidad cada día para ir al cole y también para viajar. Pero una enfermedad rara se interpuso en mi camino: la Ataxia. Neurodegenerativa, hereditaria (la heredé de mi madre) y discapacitante, me afecta a la coordinación de movimientos, al equilibrio y al habla (disfemia o tartamudeo). Como el equilibrio es una de las bases para montar en bici, tengo que adaptarme a nuevas situaciones cada día, pero no dejo de pedalear. Cambio la bicicleta por un triciclo, más estable y en el que además puedo llevar a mi hijo. Cambian mis prioridades: ahora la lucha no es sólo por la bicicleta, sino también contra la enfermedad. Pero sigo con el espíritu que me ha guiado estos años: como decía Einstein, “La vida es como la bicicleta: hay que pedalear para mantener el equilibrio”. Y yo no me dejo caer. Y si me caigo, me levanto y lo vuelvo a intentar. Ahora me dedico a dar charlas sobre Biciterapia, o sea, la utilización de la bicicleta como un vehículo para mejorar la salud física, la salud mental y la salud ambiental, y organizando pedaladas para difundir el mensaje.

www.cyclingforataxia.org

alt text