Jessie

<p>
<span style="line-height: 17px; ">Cuando se es una ni&ntilde;a de ocho a&ntilde;os se tienen grandes sue&ntilde;os. Sue&ntilde;os de ser bailarina, princesa o maestra. Una no piensa en acostarse y no poder despertarse nunca m&aacute;s. Nunca se piensa en dejar a la familia, los amigos y la mu&ntilde;eca Cabbage Patch kid favorita. Yo lo pens&eacute;.&nbsp;</span></p>

Escrito por RareConnect team, published 9 meses.

Jessie

<p>
Me diagnosticaron hipertensi&oacute;n pulmonar primaria en 1988, siendo una ni&ntilde;ita asustada que instant&aacute;neamente ten&iacute;a que crecer. Llor&eacute; para que mi mam&aacute; durmiera conmigo, en caso de que yo no me despertara. Concentr&eacute; toda la atenci&oacute;n de mi hermana menor, quien no comprend&iacute;a lo que le suced&iacute;a a su hermana mayor y mejor amiga. Mis padres se divorciaron, y todos me miraban con ojos de pena. &quot;Esa pobre ni&ntilde;a, es tan joven&quot;.<br />
<br />
Comenc&eacute; con bloqueadores de calcio para controlar mi hipertensi&oacute;n pulmonar (HP) a lo largo de mis a&ntilde;os de adolescencia. Me sent&iacute; como una excluida en todos los a&ntilde;os de la escolaridad. No pod&iacute;a participar de clases de gimnasia, deportes ni siquiera a veces en fiestas de pijama. Engord&eacute; y necesitaba ox&iacute;geno cuando dorm&iacute;a. Solamente ten&iacute;a un par de amigas que me eran fieles y me quer&iacute;an. Nunca cre&iacute;a que encajaba en ning&uacute;n lugar debido a los pensamientos sobre la muerte y a la posibilidad de no tener un futuro, que generalmente rondaban mi mente. Aunque pas&eacute; por un mal a&ntilde;o m&aacute;s o menos rebel&aacute;ndome contra los doctores y mis padres fumando y no cuid&aacute;ndome, me gradu&eacute; en la escuela secundaria con buenas notas y mi HP se mantuvo estable.<br />
<br />
Qued&eacute; embarazada a los 20 a&ntilde;os y esto no era bueno para mi HP, pero decid&iacute; tener a mi hermosa hija en contra del consejo de mi doctor. Mi m&eacute;dico de HP, de la Universidad de Michigan, me dijo que morir&iacute;a si continuaba con el embarazo. Yo sab&iacute;a que Dios ten&iacute;a todo bajo control y tuve un embarazo y parto perfectos. Me hicieron una cateterizaci&oacute;n en el lado derecho del coraz&oacute;n durante la ces&aacute;rea.</p>
<p>
Las cosas anduvieron muy bien con la HP hasta un a&ntilde;o despu&eacute;s del nacimiento de Brianna. Yo no pod&iacute;a cargar a mi hija, caminar hasta el ba&ntilde;o ni hacer nada sin jadear y, ocasionalmente, sin desvanecerme. Me aconsejaron ordenar mis prioridades porque mi salud estaba fallando. Me comenzaron a dar epoprostenol, en 2003, y eso cambi&oacute; mi vida.<br />
<br />
El hombre de mis sue&ntilde;os me pidi&oacute; que nos cas&aacute;ramos. El sab&iacute;a de mi enfermedad y de la posibilidad de que yo no tuviera un largo futuro, pero prometi&oacute; hacer de ese futuro el tiempo m&aacute;s grande de nuestras vidas. Hasta la fecha, &eacute;l ha mantenido su promesa. Mi hija tiene diez a&ntilde;os ahora y es el mayor regalo que me ha dado Dios. Es dulce y cari&ntilde;osa, y adora cuidarme a&uacute;n cuando yo le digo que yo soy la mam&aacute; y que yo soy la que tiene que cuidarla a ella. Ella aprendi&oacute; a mezclar mi epoprostenol y me ayuda con las tareas del hogar. La quiero tanto, y a mi esposo tambi&eacute;n. Soy verdaderamente afortunada.<br />
<br />
Ya no soy esa ni&ntilde;a asustada. Soy una mujer joven, segura, fuerte, con sue&ntilde;os y objetivos para el futuro. Gan&eacute; el Torneo de Bowling de los EE.UU. (USBC) Women&rsquo;s City Bowling Tournament in Muskegon, MI, en 2009. Llev&eacute; a casa seis trofeos la noche del banquete, pero sobre todo llev&eacute; la mayor alegr&iacute;a que alguien con HP puede tener y que es un &quot;logro&quot;.<br />
<br />
El siguiente a&ntilde;o, 2010, gan&eacute; el primer lugar en la tercera Divisi&oacute;n de los Michigan State Woman&rsquo;s Tournament para handicap Singles de UBC. Hasta aparec&iacute; presentada en el volante de Michigan Ten Pin en el que se comentaba sobre la enfermedad de HP y la donaci&oacute;nn de &oacute;rganos.<br />
<br />
Simplemente porque tenemos HP no significa que estemos destinados a morirnos. Estamos destinados a VIVIR! Si usted me hubiera preguntado hace a&ntilde;os d&oacute;nde estar&iacute;a ahora, yo hubiera dicho &quot;muerta&quot;. Hoy, no.<br />
<br />
Ahora puedo decir con confianza que tengo un futuro completo. Yo soy la madre maravillosa de una hija hermosa y libre de HP. Soy la gran esposa del hombre amante, sorprendente y generoso que conoc&iacute;. Soy la hija de la mayor cuidadora y amiga mam&aacute; que alguien pueda tener. Soy esposa, mam&aacute;, hija, costurera y amiga. No soy HP.! S&eacute; que mi futuro no est&aacute; garantizado, pero tampoco lo est&aacute; el de ustedes. Tengo buenos d&iacute;as, he tenido malos d&iacute;as, y tengo d&iacute;as en los que pienso, &quot;Este es el fin, &quot;pero nunca abandono ser yo misma&quot;. Creer en mi futuro y luchar por m&aacute;s vida es lo que me mantiene.</p>

Escrito por RareConnect team, published 9 meses.

Uno commentario para «Jessie»

Mostrar todos ]

  • DeeWeeks | publicado hace 10 meses | Escrito originariamente en inglés

    Hello Jessie. I just read your story. I am so glad to hear that you have been helped with this condition and that you are doing well and accomplishing your goals and living your dreams. Praise our God.

Deja un comentario

You must be registered and signed in to leave a comment. Sign in now.